Lo que debes y no debes hacer en una entrevista de trabajo

¡Así que te llamaron a tu primera entrevista de trabajo! Estás ansioso y no puedes evitar los nervios, porque de verdad quieres que el puesto sea tuyo.

Primero debes pasar por la entrevista laboral preliminar, y aceptémoslo, necesitamos prepararnos para dar lo mejor de nosotros.

Aquí te diremos lo que debes y no debes hacer en el esperado encuentro. Empecemos por lo básico que puedes hacer para superar las preguntas en una entrevista de trabajo sin problemas y consigas el empleo de tus sueños.

inforgrafia

Estos son algunos trucos básicos que debes saber para lograr una buena impresión en tu entrevista laboral. Pero no está demás saber qué otras cosas debes y no debes hacer durante una entrevista de trabajo.

Que más no debes hacer:

Llegar tarde:

Si quieres causar una buena impresión en tu entrevista de trabajo, debes llegar al menos 5 o 10 minutos antes al lugar para evitar algún imprevisto.

Mal vestido:

La imagen dice mucho de tu persona. Ten en cuenta la imagen de la empresa y arréglate de acuerdo a ella. No siempre es necesario ir con traje, pero si hay que demostrar una imagen profesional.

Interrumpir:

Revisa que tu celular esté en modo silencioso durante tu entrevista de trabajo. El hecho que suene durante la conversación provocaría una situación incómoda.

Mostrar nervios:

Tu lenguaje corporal demuestra tu estado de ánimo. Relájate y demuestra la confianza que tienes en ti mismo y tus aptitudes profesionales

Enfocarse en el salario:

No centres toda la conversación en negociar la remuneración o el salario. Esto puede causar una mala imagen ante el entrevistador. Si sientes curiosidad, pregunta pero sé discreto.

Ir acompañado:

Ir a una entrevista laboral con tus padres, un amigo o familiares, demuestra poca independencia e iniciativa.

Como actuar en una entrevista:

Saluda al ingresar:

Da un cordial saludo a tu entrevistador mirándole a los ojos y no te sientes hasta que lo digan.

Cuida tu lenguaje:

No uses jergas al expresarte con el entrevistador, tampoco hables demasiado, ni poco. Piensa antes de hablar.

Conoce tu CV:

Tú mejor que nadie conoce tus fortalezas y debilidades. Memoriza bien los tiempos en que laboraste en cada trabajo anterior. Si tus respuestas no concuerdan con la información de tu CV difícilmente pasarías a la segunda etapa.

Conoce el perfil de la vacante:

Si haz enviado tu CV a varios reclutadores o empresas es mejor que tengas un archivo de todas las que has postulado y anotar el perfil y aptitudes profesionales que busca cada uno.

Define los beneficios que le ofreces a la empresa:

Una cosa que debes tener muy claro es que las empresas no te contratarán porque necesitas el puesto laboral. Ellos te necesitan para beneficio suyo. Elabora una lista de beneficios que podrías ofrecer a la empresa si te contratan.

Sé positivo:

Mantén una aptitud positiva ante todo. Puede ser difícil buscar un trabajo adecuado para ti o que cumpla con tus expectativas, sin embargo esas aptitudes laborales te ayudará a superar todo tipo de obstáculos y ver las cosas desde otra perspectiva.

Y cuando consigas el empleo, no dudes en poner en práctica estos consejos de productividad laboral para el que recién empieza. Estos tips y más puedes desarrollarlos al máximo con las capacitaciones que brinda la Oficina de Empleabilidad de Idat.

¡Vence tu primera entrevista de trabajo así de fácil, cumple tus sueños y crece como profesional!

 

Comentarios

Comments

comments